PROMESAS


Olvidamos cuán poderosas son nuestras palabras y cuando hacemos promesas, depende de nosotros asegurarnos de mantener nuestras palabras sagradas. Desde que los seres humanos pudimos hablar entre nosotros, hemos estado haciendo promesas y cumpliéndolas o no. A veces olvidamos cuán poderosas son nuestras palabras, y las usamos al azar o inconscientemente, creando expectativas que nunca se cumplen, dejando desilusión y desconfianza a nuestro paso. En un nivel aún más profundo, hay promesas que nos hemos hecho a nosotros mismos que no recordamos porque se han deslizado en nuestro inconsciente. Una angustia temprana puede haber sido seguida por una promesa de no confiar nunca más en el amor. Sin darnos cuenta, podemos cumplir esa promesa y preguntarnos por qué nuestra vida amorosa se ve tan sombría. A un nivel aún más profundo, muchas personas que recuerdan vidas pasadas se dan cuenta de que hicieron una promesa hace mucho tiempo que aún mantienen. Al darnos cuenta de que hemos hecho una promesa de la que ya no queremos estar comprometidos, podemos realizar un ritual para solicitar la liberación de ese vínculo. Al hacerlo, nos limpiamos de conexiones y patrones pasados ​​de moda, volviendo a una pizarra limpia. Entonces podemos decidir recordar que nuestra palabra es sagrada y ser muy conscientes de cualquier promesa que nos hagamos a nosotros mismos o a los demás. Podemos pedir ser liberados de cualquier promesa hecha a nosotros mismos u otros en nuestras vidas presentes, pasadas o futuras, consciente o inconscientemente, que nos impiden cumplir nuestro mayor bien. Podemos pedir que se envíe amor, luz y sanación a las almas que hayan sufrido nuestra incapacidad de ser fieles a nuestra palabra, incluidos nosotros mismos. Podemos pedir la sabiduría para hacer nuestro mejor esfuerzo y, a partir de este momento, ser fieles a nuestra palabra, prometiendo solo lo que realmente pretendemos ofrecer. La conciencia limpia resultante y la energía liberada ilustrarán esta verdad: solo somos tan buenos como nuestra palabra. Acudir a un terapeuta que te ayude a identificar esa promesa o promesas que te detienen y juntos construir un ritual sanador te permitirá caminar de manera más libre. Carla Moreno Terapeuta Humanista Gestalt - Maestra Reiki

0996522357

24 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Urbanización Jardines del Batán

Pasaje B n39-75 y Guanguiltagua

Edf. Beaumount

Dpto 301

Quito, Ecuador

sanatuvida@amarbhagti.com

Tel: 593-99-6522-357

Moscú y Checoslovaquia

Edf. Salerno, Dpto. 7W

Quito, Ecuador

Tel: 593-98-3506-165

  • whatsapp
  • Facebook icono social